,

The Red Village: el ecosistema de juegos de fantasía oscura de Polygon.

The Red Village es un ecosistema de juegos de fantasía oscura, desarrollado por Blowfish Studios, que tiene diferentes modos de juego y está ubicado en la Blockchain de Polygon.

Cuenta con un equipo de desarrolladores que constantemente actualizan y expanden el juego, como es en el caso de Darklands, la expansión del juego que toda su comunidad ha estado esperando. Actualmente este juego está en sus primeras etapas y hasta el momento no hay mucho contenido.

La jugabilidad en The Red Village consiste en batallas disputadas en partidas PvP entre dos feroces campeones, los cuales necesitan ser adquiridos previamente por los jugadores en un mercado secundario, por lo que este no es un juego free to play, sin embargo, los desarrolladores están trabajando en un método de alquiler para que algunas personas puedan jugarlo sin la necesidad de adquirir el campeón.

La tasa de éxito de los enfrentamientos dependerá de las características, la postura y el nivel de resistencia del campeón. Por lo tanto, los jugadores, para asegurarse de tener éxito en este juego, deben estudiar a los campeones y sus características, seleccionar una postura adecuada para su campeón antes de cada partida y administrar el nivel de resistencia. Una vez que comienza el partido, los jugadores actúan como espectadores. Después del partido, cada campeón perderá algo de energía y el ganador obtendrá algunas recompensas.

Algo curioso de este juego es que no tiene una economía dual de tokens, por lo tanto, no se acuña ningún token sin tope cada vez que un jugador gana, sino que cuando los jugadores participan en torneos, ellos son los que aportan $WETH (moneda oficial del juego) al pozo de premios y los dos primeros ganadores se llevan el premio. Hay un pequeño porcentaje que va a una tesorería, con los fondos de esta tesorería a veces el equipo organiza torneos gratuitos.

Existe la excepción en la que, en lugar de $WETH, los jugadores apuestan a sus campeones de NFT en los «Partidos a muerte» en el que los jugadores que pierden estos partidos pierden a sus campeones para siempre.